“Hay que ayudar a descubrir que una crisis superada no lleva a una relación con menor intensidad sino a mejorar, asentar y madurar el vino de la unión. No se convive para ser cada vez menos felices, sino para aprender a ser felices de un modo nuevo. (…) De ningún modo hay que resignarse a una curva descendente, a un deterioro inevitable, a una soportable mediocridad.”

_Amoris laetitia (232)

Anuncios